Los salvadoreños salen a la calle para protestar contra la Ley del Bitcoin

  • Un grupo de manifestantes formado principalmente por sindicatos de izquierda y estudiantes universitarios se concentró frente a la Asamblea Legislativa para protestar contra la ley Bitcoin
  • La ley también ha sido objeto de preocupación por parte del FMI y los expertos de JPMorgan 

Los salvadoreños salieron a la calle para protestar contra la polémica Ley del Bitcoin. La ley, que obliga a los comercios locales a aceptar el Bitcoin como moneda de curso legal, aunque ha sido celebrada por la comunidad internacional de criptomonedas, ha sido recibida con una reacción generalizada en el país. Fue aprobada el 8 de junio y se espera que entre en vigor el 7 de septiembre.

Los manifestantes, desafiando la prohibición de celebrar reuniones públicas durante tres meses para frenar la propagación del COVID-19, se reunieron en la Asamblea Legislativa del país para protestar contra la ley. Organizada por un grupo denominado «Bloque de Resistencia y Rebeldía Popular», la multitud incluía sindicatos de izquierda, asociaciones estudiantiles y otros. Exigían que se revocara la ley, cuya aprobación fue poco convencional. La ley se aprobó menos de seis horas después de que el presidente Nayib Bukele la presentara en el Congreso. Normalmente, un proyecto de ley pasa por un proceso de intenso estudio y consulta con expertos antes de ser aprobado, argumentaron.

Los manifestantes citaron esta controvertida adopción como motivo para revocar la ley. Alegaron que era una muestra del control de Bukele sobre todos los poderes del Estado. Otros manifestantes señalaron el viejo argumento de que el Bitcoin, y las criptomonedas en general, podrían utilizarse para el blanqueo de dinero y las estafas.

«Es una ley que genera inseguridad jurídica y que puede ser utilizada para defraudar a los usuarios y también para facilitar el lavado de dinero y de activos», dijo la activista Idalia Zúñiga.

Otra manifestante citó la volatilidad del Bitcoin como una de las principales preocupaciones. Refiriéndose a la caída en picado de la popular criptomoneda de alrededor del 50% desde un máximo histórico de más de 65.000 dólares, dijo,

Para los que ganan un salario mínimo, en un momento pueden tener 300 dólares en Bitcoin y al día siguiente esos 300 dólares pueden convertirse en 50 dólares.

Estas preocupaciones reflejan los resultados de una encuesta de Disruptiva realizada a 1.233 salvadoreños. El 54 por ciento de los encuestados pensó que la ley era «nada correcta», mientras que el 24 por ciento respondió que era «sólo un poco correcta». El 65% respondió que no estaría dispuesto a aceptar pagos en Bitcoin. Al final de la encuesta, se determinó que sólo el 20% de los encuestados estaba de acuerdo con la ley y un flagrante 46% reveló que no sabía «nada» sobre Bitcoin.

La preocupación por las motivaciones y posibles implicaciones de la ley llevó a un líder de la oposición y a un grupo de ciudadanos particulares a demandar al gobierno salvadoreño. Alegaron que la ley era inconstitucional y carecía de «legalidad y fundamento» y que no tenía en cuenta las posibles implicaciones que la ley podría tener en la nación.

El Fondo Monetario Internacional (FMI) y un equipo de JPMorgan también han expresado su preocupación.
El portavoz del FMI, Gerry Rice, comentó en junio,

La adopción del Bitcoin como moneda de curso legal plantea una serie de cuestiones macroeconómicas, financieras y jurídicas que requieren un análisis muy cuidadoso, por lo que estamos siguiendo de cerca la evolución de la situación y seguiremos consultando a las autoridades. Los criptoactivos pueden plantear riesgos significativos y las medidas reguladoras eficaces son muy importantes a la hora de tratarlos.

About Author

Tukiya is an IT Student with a newly found interest in blockchain technology and its potential applications in everyday life.

Los comentarios están cerrados.