La ONU pide a los países en desarrollo que prohíban los anuncios de Bitcoin y regulen las criptocarteras

  • Según la ONU, las criptomonedas son una amenaza para la estabilidad financiera, ya que impiden a las autoridades limitar el flujo de capitales, permiten transacciones o actividades ilícitas y sustituyen extraoficialmente a las monedas nacionales.
  • Independientemente de su posición sobre los activos digitales, las Naciones Unidas han respaldado varias iniciativas que utilizan dichos activos.

Se dice que las criptomonedas son la apuesta más segura para los países en vías de desarrollo, ya que países como la República Centroafricana han convertido el Bitcoin en moneda de curso legal. Sin embargo, la Organización de las Naciones Unidas (ONU) ha advertido en un reciente informe a los países del tercer mundo sobre el riesgo asociado a esta clase de activos.

En un informe titulado «No es oro todo lo que reluce», la Conferencia de las Naciones Unidas sobre Comercio y Desarrollo (UNCTAD) admitió que las criptomonedas tienen algunas ventajas, pero sus desventajas superan con creces los beneficios que pueden obtener los particulares y las instituciones financieras. Según el documento, los países en desarrollo deberían prohibir los anuncios de Bitcoin y someter a todos los monederos e intercambios relacionados a un registro obligatorio. La idea es hacer menos atractivas las criptomonedas. Otras recomendaciones de la ONU incluyen la imposición de impuestos a las criptotransacciones, la prohibición de que las instituciones financieras posean activos digitales y la indicación de que no ofrezcan ningún servicio relacionado con las criptomonedas a sus clientes.

La ONU respalda las iniciativas sobre activos digitales

Penelope Hawkins, economista y responsable de asuntos económicos de la UNCTAD, explica que su consejo no tiene nada que ver con la aprobación o desaprobación de las criptomonedas.

No se trata de aprobar o desaprobar [las criptomonedas], sino de señalar que existen riesgos y costes sociales asociados a las criptomonedas. Se trata de una recomendación que se aplica a cualquier producto financiero especulativo o de alto riesgo en el que los rendimientos son inciertos.

Las Naciones Unidas creen que algunas de las preocupaciones planteadas por los críticos respecto al uso de las criptomonedas son genuinas. Según ellos, las criptomonedas son una amenaza para la estabilidad financiera, ya que impiden a las autoridades limitar el flujo de capitales, permiten transacciones o actividades ilícitas y sustituyen extraoficialmente a las monedas nacionales, lo que a la larga pone en peligro la soberanía monetaria de la nación.

Rohan Grey, profesor de Derecho de la Facultad de Derecho de la Universidad de Willamette, que ha sido consultor de las Naciones Unidas en materia de monedas digitales, también ha admitido que la falta de regulación abre el camino al fraude y las estafas, poniendo en peligro a los consumidores.

El ecosistema no está totalmente maduro. Permitir que [la industria]se comercialice de forma agresiva sería como tener un nuevo tipo de medicamento que ni siquiera ha pasado por el proceso de la FDA pregonando que soluciona el cáncer.

Como parte del asesoramiento, se instó a los países en desarrollo a crear su sistema de pagos y explorar la posibilidad de llegar a una moneda digital de banco central (CBDC).

Este documento estaba motivado por el creciente uso de las monedas digitales, que se disparó durante y después de la pandemia. Según la ONU, la gente se interesa principalmente por los activos digitales debido a su capacidad para proteger los ahorros de la depreciación y el aumento de la inflación.

Independientemente de su posición sobre los activos digitales, la ONU ha respaldado varias iniciativas que utilizan dichos activos. A principios de este año, expusieron una colección de arte NFT llamada Boss Beauty Role Models durante el Día Nacional de la Mujer.

About Author

John es un escritor e investigador de criptomonedas y blockchain con años de experiencia. Tiene un gran interés por las nuevas empresas emergentes, tokens, y las fuerzas invisibles de la oferta y demanda. Tiene una licenciatura en GeografÍa y EconomÍa.

Los comentarios están cerrados.