Entrevista con el fundador de IOTA: futuro de la Internet de las cosas

  • Fundador de IOTA, David Sønstebø, discute la importancia y el progreso de la tecnología de Libro Mayor Distribuido y el futuro de la criptomoneda. 
  • Sønstebø afirmó que IOTA está comprometida en construir una «economía de máquinas» en la que los usuarios puedan usar su información para obtener ganancias.

IOTA es uno de los proyectos del cripto espacio que más atrae atención por su premisa. En las últimos meses, la criptomoneda de las máquinas, como es conocida, ha pasado por momentos difíciles. Entre el ataque cibernético a la cartera Trinity, la renuncia del co-fundador de IOTA Sergey Ivancheglo y el rendimiento negativo del cripto mercado en marzo por la pandemia Covid-19, IOTA ha logrado mantenerse en línea.

En una entrevista para el podcast Crypto 101 el co-fundador de IOTA, David Sønstebø, se mostró optimista sobre el progreso, el futuro del proyecto y la tecnología de Distrubuted Ledger. Los inicios de IOTA, afirmó Sønstebø, son una muestra de cómo el proyecto se distingue de la competencia (traducido libremente):

(Desde el inicio) nosotros elegimos tomar la ruta más difícil desde el comienzo.

IOTA y la construcción de máquinas seguras

Sønstebø se refirió a los peligros y las vulnerabilidades que enfrenta el Internet de las Cosas (IoT). Afirmó que los usuarios de estas tecnologías pueden tender a «dar las cosas por sentado». Sønstebø explicó que los avances tecnológicos deben mover a los humanos a desarrollar máquinas en las que puedan confiar todo el tiempo (traducido libremente):

Hablamos de vehículos autónomos, autónomo todo de alguna manera. Imagina que tienes una flota de vehículos autónomos que está en el camino es comprometida y de repente unos terroristas deciden decir ‘Oye, déjame chocar estos 5.000 vehículos entre sí. Imagina el caos que traería (…). Nos hemos acostumbrado a la ficción. Por eso, creo que no lo tomamos tan en serio

Sønstebø afirmó que la situación de crisis actual, provocada por el Covid-19, son una muestra de que los escenarios peligrosos pueden ocurrir. En ese sentido, IOTA ha sido construido como un proyecto que se está preparando para contrarrestar estas vulnerabilidades y para la construcción de un futuro con máquinas seguras. Sønstebø dijo que aunque la humanidad no deba predecir lo que ocurrirá, sí debe considerar los riesgos y las evidencias que llevan a una situación como la actual (traducido libremente):

Cuando se trata de infraestructura digital y especialmente en la era del internet de las cosas genuinamente debemos aceptar que estos ataques hipotéticos. Sí, seguro son hipoteticos pero son realizables. Es inevitable (…) De eso se trata el protocolo de IOTA desde el inicio. Por eso tomamos un paso inusual, sacrificamos desempeño en nuestro Distributed Ledger al implementar criptografía Quantum desde el inicio (…). Por eso hicimos IOTA para intentar estar adelante de la curva mientras entramos a un reino en el que la data decide.

Sønstebø también afirmó que la situación actual ha permitido que el Bitcoin, IOTA y las criptomonedas prueben que tienen valor por primera vez. El co-fundador de IOTA también cree que la crisis del Covid-19 ha causado un cambio de paradigma que favorece a la tecnología de Distributed Ledger y a los proyectos construidos sobre ella.

Sønstebø: la data será el nuevo petróleo

Al preguntarle sobre las sociedades que ha formado IOTA con gigantes de la industria como Land Rover y Jaguar, Sønstebø esbozó una imagen sobre cómo será el futuro de las máquinas con IOTA. El cofundador de la criptomoneda enfatizó el rol crucial que tendrá la data para el funcionamiento de la vida cotidiana en el futuro. Además, dijo que el protocolo IOTA permitirá que esa data sea usada y aplicada en casos de uso de manera segura. Sønstebø cree que la pregunta crucial para el futuro es: ¿quién será dueño de la data? (traducido libremente):

Nuestro respuesta definitiva y es lo que nos ha transmitido Land Rover y Jaguar en nuestra sociedad es que es usted, por supuesto. Usted es dueño del automóvil, ese es su activo y si su automóvil ha recolectado información valiosa que pueda ser revendida, usted debe obtener una ganancia (…). La data es el nuevo petróleo, usted literalmente tiene enormes cantidades de data que pueden ser muy valiosa si se usan correctamente, puede ser monetizada (…) Esto es lo que intentamos hacer, la meta es establecer una economía de data (…) Pero no solo una economía de data en la que grandes jugadores tengan control de su data (…) Si su automóvil está recolectando información que pueda ser valiosa para una planificadora de ciudad, para las compañías de seguro, usted puede venderles esa data y obtener una parte de la economía que está siendo establecida.

Finalmente Sønstebø dijo que el Internet de las Cosas (IoT) está siendo adoptado especialmente en el sector automovilístico. Además, Sønstebø agregó que sus sociedades están basadas en la construcción de una «economía de máquinas» con información confiable en la que los humanos puedan beneficiarse.

About Author

Reynaldo Marquez has closely followed the growth of Bitcoin and blockchain technology since 2016. He has since worked as a columnist on crypto coins covering advances, falls and rises in the market, bifurcations and developments. He believes that crypto coins and blockchain technology will have a great positive impact on people's lives.

Los comentarios están cerrados.