El Banco de la Reserva de Australia advierte a los australianos sobre las criptomonedas y cuestiona su validez y crecimiento en 2021

  • Según el RBA, la cantidad invertida en criptomonedas, concretamente en las principales monedas meme como Dogecoin y Shiba Inu, es cuestionable.
  • El jefe de política de pagos del RBA mencionó que la demanda especulativa del mercado de criptomonedas está destinada a revertirse, ya que destacó tres factores que podrían reducir sus casos de uso.

El mercado de las criptomonedas se ha beneficiado enormemente de la creciente demanda mundial. Este año se ha visto cómo el Bitcoin ha alcanzado un billón de capitalización de mercado, y las monedas Meme como el Dogecoin y el Shiba Inu han alcanzado sus máximos históricos. La creciente demanda de criptomonedas ha obligado al Banco de la Reserva de Australia a lanzar una advertencia a los australianos, ya que pone en duda todo el sector de las criptomonedas.
Al dirigirse a la Asociación Australiana de Tesorería Corporativa, Tony Richards, jefe de la política de pagos del RBA, ofreció información sobre los criptoactivos, las stablecoins, las monedas digitales del banco central (CBDC) y la tecnología de libro mayor distribuido.
Según Richards, la cantidad invertida en criptomonedas, concretamente en las principales monedas meme como Dogecoin y Shiba Inu, es cuestionable y peligrosa para los inversores, ya que no tienen funciones útiles claras.

El reciente auge en este ámbito queda quizá mejor ilustrado por el hecho de que Dogecoin, una criptomoneda que empezó como una broma a finales de 2013, tenía una capitalización de mercado implícita de hasta 88.000 millones de dólares en junio de este año. Y el token Shiba Inu, que parece estar igualmente libre de cualquier función útil, es actualmente la novena criptomoneda más grande, con una capitalización de mercado de unos 26.000 millones de dólares.

Los tres factores de Richard Tony que podrían colapsar el mercado de las criptomonedas

Una encuesta reciente de Finder Consumer Sentiment Tracker reveló que el 17% de los australianos posee criptomonedas, y que sus tenencias totales ascienden a 8.000 millones de dólares. Sin embargo, Richards considera que estas cifras son engañosas. Según él, esta «supuesta» creciente adopción de las criptomonedas está motivada por los influencers y los tuits de los famosos.

Algunas encuestas han afirmado que alrededor del 20 por ciento de la población australiana posee criptodivisas, y una afirmaba que sólo Dogecoin estaba en manos del 5 por ciento de los australianos. Debo decir que estas estadísticas me parecen poco creíbles.

Richards mencionó además que la demanda especulativa del mercado de criptomonedas está destinada a revertirse, ya que destacó tres factores que podrían reducir sus casos de uso.
Según él, los inversores pronto prestarán más atención a los responsables políticos y a las regulaciones en lugar de al miedo, la incertidumbre y la duda (FUD), y al miedo a perderse algo (FOMO). Además, cree que los gobiernos de todo el mundo pronto tomarán medidas enérgicas contra las criptomonedas que consumen mucha energía, como el Bitcoin, junto con las posibles políticas contra el anonimato por parte de las autoridades fiscales para luchar contra los delitos fiscales. Cree que esto provocaría un retroceso masivo del mercado.
Su postura ha sido rechazada por varios actores clave del sector, como el senador Andrew Bragg, principal impulsor de la regulación de las criptomonedas en Australia. Según él, el RBA es corto de miras en lo que respecta a las criptomonedas, ya que ignora la utilidad y el valor de la tecnología para la economía.
Steve Vallas, director general de Blockchain Australia, también se opuso al argumento del enfoque especulativo de Richards.

Algunos reguladores mantienen un enfoque estrecho y poco útil sobre los elementos especulativos del sector. Esa óptica pasa por alto la notable construcción de infraestructuras que se ha producido en los últimos años.

 

About Author

John es un escritor e investigador de criptomonedas y blockchain con años de experiencia. Tiene un gran interés por las nuevas empresas emergentes, tokens, y las fuerzas invisibles de la oferta y demanda. Tiene una licenciatura en GeografÍa y EconomÍa.

Los comentarios están cerrados.